Cardiología

Corazón sano: los cardiólogos recomiendan esta ‘regla de los siete pasos’

¿Quieres empezar el nuevo año con un cuerpo sano y crear las mejores condiciones para mantenerte productivo? Entonces ahora es el momento adecuado para actuar. La Fundación Alemana del Corazón ha elaborado recomendaciones para un estilo de vida saludable para el corazón.

Esto no solo protege su corazón y sus vasos sanguíneos, sino que también arma su sistema inmunológico para combatir los resfriados, la gripe y el coronavirus.

“Un estilo de vida saludable ayuda mucho al sistema cardiovascular, pero debe hacerlo gradualmente y no hacer demasiado a la vez”, dice el profesor Bernhard Schwaab, médico jefe, cardiólogo y especialista en rehabilitación del Consejo Asesor Científico de la Fundación Alemana del Corazón. de Timmendorfer Strand Clínica Curschmann.

Serie de fotos con 11 imágenes

Pero, ¿cómo hago para que mi yo débil se mueva? ¿Cómo puede tener éxito una alimentación saludable? ¿Puedo controlar todos mis factores de riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular con controles de salud periódicos? La siguiente lista de verificación está diseñada para ayudar a las personas motivadas a avanzar hacia una vida saludable para el corazón:

  1. Muévete más, muévete más.
  2. dejar de fumar
  3. Come más sano y consume menos azúcar.
  4. Presta atención a tu peso.
  5. Vigile su presión arterial.
  6. Preste atención a sus niveles de colesterol.
  7. Asegúrese de estar lo suficientemente relajado en su vida diaria.

Schwaab recomienda comenzar con la actividad física. “Con el ejercicio, pronto se sentirá mejor y será más productivo. Las personas con enfermedades cardíacas a menudo pueden sobrellevar mejor el tratamiento cardíaco con más actividad física”. Después de eso, será más fácil tomar medidas adicionales. El ejercicio también ayuda a superar los antojos de cigarrillos y mejora el estado de ánimo general.

Sin embargo, cada paciente debe ser priorizado individualmente. Esto es importante para internalizar mejor los cambios en el estilo de vida.

1. Activo, hiperactivo

Si hace ejercicio con regularidad, puede prevenir eficazmente enfermedades del corazón y de los vasos sanguíneos, así como diabetes y cánceres como el de colon o el de mama. Lo ideal es al menos 30 minutos de ejercicio de resistencia 5 días a la semana. Por ejemplo, cargas de resistencia moderadas como trotar, caminar a paso ligero, andar en bicicleta, nadar, entrenar con un ergómetro o incluso bailar.

La mejor manera de hacer esto es hacer que su vida diaria sea lo más activa posible: monte una bicicleta en lugar de un automóvil o un scooter eléctrico, use las escaleras en lugar de un elevador y permanezca de pie en una oficina en lugar de sentarse cuando habla por teléfono y en trabajo.

“Pero los pacientes cardíacos deben hablar sobre su resiliencia con sus médicos”, aconseja Schwab. Esto también se aplica a las personas que no están enfermas después de un largo descanso sin actividad física. El ejercicio no solo previene la arteriosclerosis (calcificación de los vasos sanguíneos), sino que también tiene un efecto positivo en otras funciones corporales y orgánicas, como la renovación celular, la estimulación de la actividad cerebral y los procesos metabólicos en el hígado y otros órganos.

2. Dejar de fumar

¡Vale la pena dejar de fumar sin siquiera empezar! La nicotina es un poderoso veneno vascular, y fumar es un factor de riesgo de ataque cardíaco, accidente cerebrovascular y arteriosclerosis. En Alemania, el consumo de tabaco provoca 120.000 muertes prematuras y evitables cada año: por infartos y accidentes cerebrovasculares, enfermedades malignas y enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

Dejar de fumar sigue siendo la medida más efectiva después de un ataque al corazón, reduciendo el riesgo de otro ataque al corazón en más del 50%. Incluso el uso prolongado de cigarrillos electrónicos ya no puede clasificarse como inocuo para la salud.

3. Come más sano y consume menos azúcar

Los expertos en corazón recomiendan la cocina tradicional mediterránea. “La dieta mediterránea se basa en frutas y verduras, ensaladas, frijoles, una pequeña cantidad de carne, pero más pescado, aceite de oliva, aceite de canola y hierbas que sal”, confirma el profesor Schwab. La sal une el agua en el cuerpo, lo que promueve la presión arterial alta. En particular, una ingesta diaria adecuada de verduras y cereales integrales ayuda a evitar la obesidad, que a su vez puede provocar presión arterial alta debido a su contenido energético relativamente bajo.

Además, los platos de la cocina mediterránea son deliciosos y nunca aburridos. Demasiada azúcar en alimentos y bebidas aumenta el riesgo de obesidad, presión arterial alta y diabetes. De ahí el lema: Evitar el azúcar en las bebidas. También se incluye en alimentos que no esperamos que contengan mucha azúcar (yogur, aderezos para ensaladas, ketchup). Mirar las descripciones de los ingredientes ayudará a evitar el azúcar.

4. Cuida tu peso

Además del ejercicio, la cocina mediterránea puede promover la pérdida de peso gradual para mantener un peso normal saludable. También vale la pena limitar el consumo de alcohol. El alcohol es alto en calorías y puede contribuir indirectamente a la presión arterial alta a través del aumento de peso. La obesidad es un desencadenante importante y común de la hipertensión.

Índice de masa corporal (IMC) entre 22 y 25. Para la circunferencia de la cintura, la meta debe ser inferior a 102 cm para hombres y 88 cm para mujeres. La grasa del vientre produce hormonas y mensajeros inflamatorios que afectan la presión arterial, entre otras cosas. “Cada kilogramo y centímetro perdido tiene un efecto beneficioso sobre la hipertensión y el azúcar en la sangre”, dijo Schwab, quien también es presidente de la Sociedad Alemana para la Prevención y Rehabilitación Cardiovascular (DGPR).

5. Cuida tu presión arterial

La presión arterial alta es peligrosa porque al principio no se puede sentir y no se puede ver. Si la presión arterial alta no se detecta ni se trata, el riesgo de ataque cardíaco, accidente cerebrovascular o daño renal aumenta significativamente. Por lo tanto, es necesario medir su presión arterial regularmente: desde que va a la escuela al pediatra, y luego como parte de un chequeo previo al empleo o un chequeo de rutina con su médico de familia o ginecólogo.

Los médicos hablan de presión arterial alta cuando varias mediciones de la parte superior del brazo en el consultorio del médico son de 140 a 90 mmHg o más en diferentes días. Para la automedición en casa, el límite superior es de 135 a 85 mmHg. Los valores de presión arterial en la práctica pueden ser ligeramente superiores porque los pacientes suelen estar un poco excitados cuando se les mide (“hipertensión de bata blanca”).

Se requiere una medición cuidadosa para determinar la presencia de presión arterial elevada. Estos valores se pueden registrar en el canal de presión arterial para documentar el progreso.

6. Vigile sus niveles de colesterol

Los niveles elevados de colesterol en la sangre son un factor de riesgo importante de ataque cardíaco, accidente cerebrovascular y trastornos circulatorios en las piernas (claudicación intermitente o “PAD”).

Los niveles altos de colesterol LDL pueden causar cambios en los vasos sanguíneos de las arterias del corazón (arteriosclerosis), las arterias del cerebro y las arterias de las piernas, y acumular depósitos (placas) en estos vasos sanguíneos. “Durante décadas, la investigación ha demostrado claramente esto”, dijo Schwab. Además, los estudios han demostrado que la reducción de los niveles elevados de colesterol con medicamentos tiene un efecto beneficioso sobre la progresión de la enfermedad.

A partir de los 35 años, hacerse un chequeo de salud regular con su médico de cabecera una vez al año para controlar sus niveles de colesterol puede ayudar a prevenir ataques cardíacos.

7. Preste atención a la relajación total en la vida diaria.

Estrés del trabajo, la familia, las relaciones y el tiempo libre: no es solo el estrés lo que te enferma, es la falta de relajación. Si se produce estrés, el cuerpo está completamente preparado para una situación problemática aguda: se liberan hormonas del estrés, aumenta el azúcar en la sangre, aumenta la liberación de insulina, aumenta la frecuencia cardíaca, aumenta la presión arterial.

Sin embargo, con el estrés crónico, estos procesos no se detienen y el organismo está constantemente bajo estrés. Duele todo el cuerpo. Las consecuencias pueden ser una respuesta inflamatoria en el organismo, en el peor de los casos diabetes, ictus, arterioesclerosis e infarto o arritmia.

Así que asegúrese de lograr un equilibrio entre el estrés y la relajación. Crea islas de calma en tu vida. Las técnicas de relajación también son útiles, como la relajación muscular progresiva, los ejercicios de respiración, el yoga, el qigong o el tai chi.

Lucha contra el bastardo de adentro

Para cambiar tu estilo de vida, a menudo tienes que romper las viejas estructuras familiares de tu propia vida. “A menudo es difícil”, dice Schwab y aconseja: “A menudo es útil tener anclas fijas en su entorno de vida: carreras regulares, caminatas o grupos de corazón en clubes, cocinar con familiares o amigos. Varias veces en casa y con fumadores comunicarse con ex- fumadores en grupos de autoayuda”.

About the author

sildenafil00

Leave a Comment