Dental

My way “Dental Ergonomin” – ZWP Online – portal de noticias para la industria dental

Sugerencia de un experto: mi camino hacia el

Foto: luismolinero – stock.adobe.com

Birgit Fylek es empleada de un dentista en la clínica. Inglés Verbeck de Hornlinden, Baviera. Generalista, atiende pacientes desde niños hasta ancianos. En 2018 completó su formación como “Ergonomista Dental”. ¿Qué lo impulsó a convertirse en “Especialista en Ergonomía Dental” y cuáles fueron los resultados?

“Hacía 30 años que trabajaba como dentista cuando tomé el curso de capacitación ‘Ergonomista Dental’. Las malas posturas y los fuertes dolores eran el resultado de un alto estrés, debido al trabajo estático que a veces requería habilidades motoras finas. Por esta razón, incluso consideró cambiar de trabajo o quedar discapacitado.

En octubre de 2016, asistí al seminario de Manfred Just sobre “Trabajar ergonómicamente en el consultorio dental”; en marzo de 2018, asistí a su seminario “Lidiar activamente con el estrés: evitar el agotamiento”. Durante mucho tiempo, he estado pensando en la colocación y el diseño, a veces desfavorables, de los sistemas y sillas de parto. Los cursos mencionados despertaron mi interés por profundizar en el tema, que también podría ser una extensión de mi área de especialización. Mis molestias estaban en la zona cervical, en la zona de los hombros, y después de un largo período de tratamiento también tenía dolor de espalda y cadera, dolor de cabeza intenso y dolor muscular en las piernas. Todo esto sucedió durante un largo período de tiempo. Formarme para ser un “especialista en ergonomía dental” debería haber sido lo correcto para mí.

curva de aprendizaje

En la parte teórica, primero aprendí los conceptos básicos de la ergonomía, su historia, definiciones, conceptos y leyes. El entrenamiento también incluye anatomía funcional, es decir, huesos, articulaciones, fascia y músculos. Otra área temática es la ergonomía del comportamiento y la ergonomía en el lugar de trabajo. Se examinó con más detalle la necesidad de moverse y sentarse, así como las oportunidades para descansar, equilibrar el cuerpo y relajarse. Por supuesto, otro tema es la ergonomía de la práctica dental en sí.

La parte práctica consiste en implementar lo aprendido en la unidad de tratamiento con la posición adecuada del paciente, la postura adecuada para sentarse o pararse, la altura correcta para sentarse o pararse del médico y el equipo de asistencia apropiado. Por último, pero no menos importante, la aplicación del área de recepción también analiza la configuración de la mesa, la pantalla, el teclado y el mouse.

momento sorpresa

Estoy sorprendido por el potencial transformador de los dispositivos tecnológicos ergonómicamente maduros. Después de formarse para convertirse en un “especialista en ergonomía dental”, en realidad estará más centrado en su práctica y en la vida cotidiana. El efecto positivo del posicionamiento con la ayuda de una almohada en el paciente es particularmente pronunciado: ¡pequeña causa, gran efecto! También cambiamos el entorno de trabajo inmediato. Además del cojín Tempur para el posicionamiento del paciente, también compramos una silla de montar que permite sentarse de forma dinámica. También aseguramos una variedad de movimientos, como a través de la terapia de postura de la mandíbula, cambiando el lado operativo del control de pie, prestando más atención a la postura, haciendo movimientos más conscientes y permitiéndose una pausa por un momento al cambiar de paciente. También modificamos la configuración de la silla de oficina.

Mejora de la postura = visión positiva del trabajo

Como “Especialista en Ergonomía Dental” he implementado estos cambios en mi práctica, no solo para mi satisfacción, sino también para el resto del personal. Las sillas de montar tienen un gran impacto en una mejor postura para sentarse, así como en los músculos de las piernas y la espalda debido a que facilitan el rodamiento. Asimismo, nuestros recordatorios de malos hábitos durante la terapia nos ayudan mucho a todos. También tengo planeados talleres sobre este tema, pero hasta ahora estos no han sido posibles debido a la pandemia. De lo anterior, puedo confirmar que mis síntomas han mejorado significativamente, especialmente mi dolor de espalda y cuello. Incluso después de largos días, estoy menos cansado y disfruto más de mi trabajo.

recomendar

Por lo tanto, solo puedo recomendar el curso de capacitación “Ergonomía dental” a mis colegas. El conocimiento ergonómico cambia la perspectiva, tanto en las nuevas adquisiciones en la práctica como en el replanteamiento de los flujos de trabajo “familiares”. Dado que nos gusta apegarnos a nuestros hábitos, los “expertos en ergonomía dental”, similares a los funcionarios de salud, directamente en la práctica son invaluables y pueden reforzar las actitudes saludables una y otra vez a través de la práctica repetida con el personal y el proceso. Tampoco se debe subestimar que las conocidas altas tasas de bajas por enfermedad de los dentistas pueden verse significativamente afectadas por problemas en el sistema musculoesquelético, gracias a este conocimiento.

La formación de Just-Institut para convertirse en un “especialista en ergonomía dental” es práctica y está bien fundamentada, y muchas cosas pueden probarse e implementarse inmediatamente en la práctica y en la vida cotidiana. También hay una reunión anual de “expertos en ergonomía” formados en otros campos, lo que amplía el horizonte y es muy recomendable. En nuestro mundo laboral cada vez más complejo pero lamentablemente sedentario, la formación es una experiencia muy enriquecedora. Puedo recomendarla sin reservas. “

Autora: Birgit Fylek

About the author

sildenafil00

Leave a Comment